13.10.07

Un recuerdo engavetado...

Todavía recuerdo el día que te dije que me gustabas...Reíamos sin cesar y jugábamos a pretender que no había nada serio entre los dos.
Sin ataduras, pero sin faltas...sin compromisos, pero con ganas... sin romanticismos pero con deseo, tomaste mis manos y me contemplaste.
Desnudándome con la mirada aceleraste mis latidos y diste color a mis mejillas. De pronto sentí un nudo en mi garganta y una pequeña vocecita que subía desde mi estómago lleno de revoloteantes mariposas que mis dientes se esforzaban por contener.

Entonces no pude soportar un segundo más tu mirada fija en la mía. Me acerqué como para darte un beso y súbitamente pronuncié una especie de "mencantss" en un tono lo suficiente e intencionalmente bajo para que tuvieras que preguntar un "¿QUÉ?" a lo cual respondí con un pícaro "naaada".
Luego me hiciste sonrojar más y parar de reir cuando apretándome fuertemente junto a tu pecho pude escucharte decir "¡Y TÚ A MÍ!"

1 comment:

Minhe said...

Si he puesto en practica lo de la vocesita jejejeje pero siempre me responden con una mirada de esas que dicen mas que mil palabras!! Saludos!!